miércoles, 31 de agosto de 2016

Hoy no

Hoy no tengo palabras para expresar lo que siento. 
De un suave tocamiento, se me escapa el aliento, y apresurada me sale esa palabra que no quiero.

Hoy no tengo palabras para expresar lo que anhelo.
Como si de una eternidad fuese, unos segundos son los que cuento, como restos que se lleva el viento.

Hoy no tengo penas ni lamentos.
Ojalá.
Ojalá mis palabras estén manchadas con cuentos, para que disfracen mis mundos sin discernimientos.

Hoy...
mi pulso ha parado por un momento.
Con él mi calma y mi atamiento.



viernes, 12 de agosto de 2016

¿Feminismo?

Hoy quiero hablar de un tema delicado, un movimiento social que tenía y se supone que sigue teniendo como objetivo reivindicar los derechos de la mujer, en el sentido de llegar a un punto de igualdad en cuanto a los derechos del hombre.

Lo primero que quiero comentar, es que en eso se centra el feminismo, en igualdad. Muchas personas lo confunden con el hembrismo, queriendo llegar así a otro nivel, es decir, a ser superiores -en cuanto a derechos- al sexo opuesto, e ahí pequeños detalles como que difícilmente veréis a alguien así quejarse de que tiene más facilidades para conseguir la custodia de sus hijos en un divorcio.

Claro, ¿pero es esto un derecho de la mujer, o una desventaja para el hombre? Y si una mujer se queda embarazada y quiere abortar al contrario que su pareja, ¿quién decide? 

¿Existe algo así como derechos para el hombre y derechos para la mujer? ¿Pero eso no sería desnivelado? ¿Son ambos sexos iguales, con la misma necesidad de derechos? ¿Se puede llegar en realidad a esa igualdad?

Muchas veces, son personas que llevan este tema al límite y quizá, ni siquiera se den cuenta de ello; se centran en "micro-machismos", en pequeños detalles del día a día y no se dan cuenta, que el feminismo les queda grande. De este modo, no se acuerdan de que el feminismo comenzó siendo un movimiento con el fin de reivindicar los derechos laborales de la mujer. Que tal es el nombre que proviene de "fémina", por ese comienzo, no por un ser superior.

Por esto mismo, creo que hoy en día, más que en el feminismo hay que pensar en un pensamiento que abarque más áreas, de un modo global, así como al que llamaremos igualitarismo; puesto que, ya no se trata de un desnivel notable en cuanto a la mujer, sino no de ambos sexos. 

De todos modos, le voy a dar la vuelta a la tortilla. Y es que, me da pudor marcar tanto ese "hombre y mujer". No se si me explico. Aunque parezca que me voy por las ramas, le veo el sentido. Tendemos a dividir la sociedad entre hombres y mujeres, en vez de pensar de un modo más global, como que somos personas y que cada uno de nosotros es diferente, con distintas necesidades. No nos acordamos, que hay más que esa distinción; hay mujeres que se sienten hombres, hombres que se sienten mujeres, personas intersexuales, etc.

A lo que quiero llegar es que, no hay que meter a todas las mujeres y hombres en su mismo saco, además de dejar apartadas a otras cuentas personas. Tendríamos que cambiar nuestra perspectiva totalmente, aunque resulte difícil los roles que ha impuesto nuestro pasado.

A lo que voy, cogiendo uno de los ejemplos anteriores de quién tiene más derecho, menos, o si tendrían que haber distintos derechos en cuanto al sexo de la persona, yo respondo: cada persona es diferente, independientemente de su sexo o género; todo dependerá de la situación y el contexto, sin favoritismos ni prejuicios.